Garbanzos y edamame en salsa de pimienta

Tiempo total 35 Mins.
15 Mins. Tiempo de preparación
20 Mins. Tiempo de cocción

Los garbanzos y el edamame en una versión picante, servidos con una salsa espesa y rica en pimienta, son una gran idea para una cálida comida de invierno.

Ingredientes

2 porciones

Para la salsa:

1 cucharada
de aceite de oliva
2 
pimientos rojos
1 cucharada
de orégano fresco
2 cucharadas
de perejil fresco
400 ml
de passata de tomate
1 cucharadita
de pimienta

Adicionales:

1 cucharada
de aceite de oliva
200 g
de garbanzos cocidos
200 g
de judías edamame cocidas
3 
dientes de ajo
1 pedazo
de jengibre (2 cm)
1 
guindilla
4 cucharadas
de pipas de calabaza
Hojas de perejil para adornar
Información nutricional (por porción) 2453 kJ  /  586 Kcal
25 g Grasas
27,5 g Proteínas
61 g Carbohidratos

Preparación

Pasos 1

Saltee los pimientos cortados en dados en aceite de oliva. Cuando la piel se oscurezca, añada las hierbas y la passata de tomate. Cueza a fuego lento durante 10 minutos, sazone con Salsa de Soja Kikkoman y pimienta, y mezcle hasta obtener una salsa homogénea.

Pasos 2

En una sartén aparte, caliente el aceite de oliva y saltee los garbanzos y el edamame con el ajo, el jengibre y la guindilla finamente picados. Cuando se doren, sírvalos con la salsa.

Pasos 3

Espolvoree el plato ya servido con pipas de calabaza y hojas de perejil fresco.

Consejo:

Este plato combina perfectamente con arroz, pero también lo puede acompañar con cuscús o puré de patatas.

ID de la receta: 1211

Recetas en PDF

¡Gracias por sus comentarios!

Déjenos saber su opinión

Haga clic en el número de estrellas que quiera dejar: ¡cuantas más, mejor!

Saltee los pimientos cortados en dados en aceite de oliva. Cuando la piel se oscurezca, añada las hierbas y la passata de tomate. Cueza a fuego lento durante 10 minutos, sazone con Salsa de Soja Kikkoman y pimienta, y mezcle hasta obtener una salsa homogénea.

En una sartén aparte, caliente el aceite de oliva y saltee los garbanzos y el edamame con el ajo, el jengibre y la guindilla finamente picados. Cuando se doren, sírvalos con la salsa.

Espolvoree el plato ya servido con pipas de calabaza y hojas de perejil fresco.

Déjenos saber su opinión

¡Gracias por sus comentarios!

Haga clic en el número de estrellas que quiera dejar: ¡cuantas más, mejor!

01
02
03

¡No te pierdas nada sabroso!

¡Regístrate para que recibas inspiración deliciosa regularmente!
No se han rellenado todos los campos obligatorios.

Deseo recibir por correo electrónico información actualizada sobre ofertas y productos. ¡Es gratis! Puede darse de baja en cualquier momento.