Compartir en Google+:

¡A Kikkoman le gusta lo natural!

Vivir sanos y conscientes; este es el deseo de cada vez más gente. Lo que se necesita para hacerlo: una alimentación sana y equilibrada con alimentos que sean puros y tengan la menor cantidad posible de aditivos artificiales o potenciadores del sabor. Simplemente, que sean totalmente naturales. Un compromiso que Kikkoman ofrece a multitud de fans de la salsa de soja de todo el mundo desde hace décadas. Y es que la Salsa de Soja Kikkoman está compuesta solamente de cuatro ingredientes cuidadosamente seleccionados: agua, soja, trigo y sal. Y con todo su sabor, no lleva ningún ingrediente artificial.

100 % natural, desde los ingredientes hasta el sabor 

Desde crujientes ensaladas hasta sabrosas recetas de carne, aves o pescado: la Salsa de Soja naturalmente fermentada de Kikkoman les da el toque perfecto a los platos más variados. Gracias a su propiedad de resaltar puramente el sabor propio de verduras, carnes, etc. sin enmascararlo, promete un extra de sabor totalmente natural. La mezcla equilibrada de los cinco gustos, dulce, ácido, salado, amargo y umami, seduce al paladar. El resultado: no solo con las especialidades asiáticas, sino también con las recetas caseras se consigue un sabor mucho más pleno. ¡ Y con valores nutricionales bajísimos ! Pues la Salsa de Soja Kikkoman contiene un 0 % de grasas y muy pocas calorías. Requisitos perfectos para todos a los que, como a Kikkoman, les guste lo natural.