Compartir en Google+:

Cocina italiana realzada con salsa de soja

Sol, mar y aire mediterráneo, ¡eso es Italia! La bota sudeuropea es conocida por su excelente gastronomía, que se encuentra entre los bienes culturales más importantes del país y que se celebra a diario en todo el mundo. ¿A qué se debe esto? Los gourmets internacionales afirman que su cocina no es solo tan atractiva por su conocida alegría de vivir y por su " Dolce Vita". También se debe a los típicos ingredientes italianos como, por ejemplo, el queso parmesano, los tomates secos, las setas y las anchoas tienen algo en común: el umami, una sabrosura especial. Y como el quinto y más joven gusto, el umami, también es la característica más importante de la Salsa de Soja Kikkoman, la cocina italiana y Kikkoman forman un dúo perfecto. ¡Pruébelo! En lo que a sabor se refiere, Italia y Asia no están tan alejadas como se puede pensar en un principio.

Donde Asia se encuentra con la bella Italia

Las hierbas llenas de sabor, las variadas creaciones con verduras, el aceite de oliva de alta calidad y el pescado recién capturado son elementos fijos de la cocina italiana que se compone en conjunto de múltiples cocinas regionales. El menú típico italiano comienza con los aperitivos o antipasti. A continuación se traen a la mesa pizza, pasta y compañía; platos que generan pasión por todo el mundo y que cuentan como platos favoritos de muchos otros países. ¡No es de extrañar! Es que se preparan en un momento y están deliciosos. Y se adaptan a todo el mundo: a quién le gusten las recetas italianas, por lo general, no necesita habilidades culinarias especiales. Pero se puede añadir un poco de sabor, en función de los gustos, para realzar platos tradicionales o experimentar nuevos sabores. ¿Ya ha probado la pasta con un chorrito de Salsa de Soja Kikkoman? ¡Mamma Mia!

Salsa de Soja Kikkoman: como en casa, en todo el mundo

En una época en la que la gente viaja tanto, las fronteras culinarias se disuelven, para deleite de todos los que buscan probar nuevas experiencias en la cocina. ¿Por qué no entonces refinar las típicas recetas italianas con el encanto asiático de la salsa de soja? La unión perfecta se consigue, por ejemplo, con la Salsa de Soja naturalmente fermentada de Kikkoman. Gracias a sus extraordinarios aromas que se generan durante el proceso de fermentación natural de hasta seis meses de duración, concede a cada plato una plenitud única, sin cubrir el sabor propio de los demás componentes de la receta. ¿Se le antoja una degustación? Pues pruebe nuestras propuestas de recetas y déjese sorprender por las distintas influencias y combinaciones de sabores, así como por la quinta dimensión del gusto, el umami. Kikkoman le desea: ¡Buon appetito!