Compartir en Google+:

De Japón a todo el mundo

Los orígenes de Kikkoman se remontan al año 1630. En aquel entonces antepasados de la familia Mogi en la localidad japonesa de Noda empezaron a elaborar con soja, trigo, agua y sal una fuerte salsa sazonadora de color marrón oscuro. La buena situación junto a la orilla del río Edo facilitaba el acceso a las materias primas para la producción de la salsa de soja y un rápido suministro a la ciudad de Edo, la actual Tokio. Finalmente, comerciantes holandeses descubrieron el “oro negro” y lo trajeron a Europa. Al poco tiempo, Kikkoman ya se había hecho ahí también con un lugar fijo, recibiendo galardones importantes: en 1873 en la Exposición universal de Viena y en 1881 en la Exposición universal de Ámsterdam. Seguidamente, en el año 1917, las dos familias japonesas Mogi y Takanashi fundaron finalmente la empresa familiar Noda Shoyu Co. Ltd. A partir de esta surgió en el año 1964 Kikkoman Shoyu Co. Ltd., que finalmente se convertiría en el año 1980 en Kikkoman Corporation. Actualmente Kikkoman es el líder mundial del mercado del sector de la salsa de soja, y es apreciada en más de 100 países del mundo por su especial sabor. Pero no solo eso, Kikkoman también tiene un sitio fijo en la corte imperial de Japón.