Compartir en Google+:

Kikkoman: líder mundial del mercado del sector de la salsa de soja

 

El grupo Kikkoman tiene sus orígenes en la producción y distribución de salsa de soja. Millones de personas en todo el mundo conocen y utilizan la salsa de soja fermentada naturalmente. Pero en Japón y en ultramar Kikkoman también está comprometido en otros campos limítrofes. De este modo, Kikkoman ha constituido filiales en los campos comerciales de artículos farmacéuticos, vinos, licores, zumos de fruta, productos a base de tomate y alimentos asiáticos, o tiene participaciones en empresas ya existentes en estos sectores. Kikkoman cuenta, además, con filiales en el sector de la restauración y el comercio. Así, por ejemplo, restaurantes japoneses de primera categoría, con el nombre de Daitokai en Berlín y Colonia, pertenecen al grupo Kikkoman. Y además el grupo JFC International, una filial al 100% de Kikkoman, es uno de los mayores mayoristas de alimentos asiáticos.

 

Producción en torno al globo

 

Aproximadamente 6500 empleados dirigen desde los centros de Japón, Singapur, Taiwán, China, Australia, Canadá, EE. UU. y Europa la suerte de la empresa de origen japonés. Kikkoman es producido en nueve plantas de producción en Japón, EE. UU., Singapur, Taiwán, China y los Países Bajos. Aproximadamente 400 millones de litros de salsa de soja fermentada naturalmente salen cada año de las plantas de elaboración, para hallar su lugar en supermercados, tiendas de delicatesen y tiendas asiáticas.

Para cubrir la creciente demanda de salsa de soja en Europa, se inauguró en octubre de 1997 la primera planta de elaboración europea de Kikkoman en Hoogezand-Sappemeer, en los Países Bajos. Desde este centro de producción se suministra salsas Kikkoman a toda Europa.