Compartir en Google+:

Ingredientes

La salsa de soja naturalmente fermentada se compone solo de cuatro ingredientes básicos: habas de soja, trigo, sal y agua. Los ingredientes deben ser seleccionados cuidadosamente, dado que tienen una influencia directa sobre el sabor y el aroma de la salsa de soja.

El papel del haba de soja en el proceso de fermentación

La salsa de soja obtiene sus propiedades únicas sobre todo de las proteínas contenidas en las habas de soja. Las habas de soja se maceran primero en agua durante un prolongado periodo y después se cuecen a temperatura elevada.

El papel del trigo en el proceso de fermentación

Los hidratos de carbono contenidos en el trigo le confieren a la salsa de soja su fino aroma y cierta dulzura. El trigo se tuesta a elevada temperatura y seguidamente se muele para acelerar la fermentación.

El papel de la sal y el agua en el proceso de fermentación

La sal se disuelve en el agua. Esta solución hidrosalina regula la reproducción bacteriana durante la fermentación y sirve como conservante.