¡Mucho más que una vaina!

¡La demanda de soja es mayor que nunca! No solo tendencias como la alimentación vegetariana o vegana han contribuido a la demanda de productos de soja en todo el mundo. También han contribuido los aspectos de salud. Porque la soja aporta mucha proteína y por lo tanto puede contribuir en gran medida a una dieta equilibrada. ¡Y de muchas maneras!

Habas pequeñas con cantidad de nutrientes

No es de extrañar que cada vez lleguen a nuestros supermercados más productos hechos de soja, porque la soja tiene mucho que ofrecer. No solo es rica en los minerales potasio, magnesio, hierro y zinc, sino que también contiene muchas proteínas. Con 100 g se cubren casi la mitad de las necesidades diarias. Además, aporta al cuerpo vitaminas B y E. Y para colmo, la soja tiene muy pocas calorías y no contiene gluten ni lactosa.

Un variado abanico de alimentos

Edamame

El edamame se elabora con vainas de soja que aún no están completamente maduras. Las vainas se pueden cocer o hacer al vapor y, según el gusto, aderezarse con una pizca de sal. El edamame es tan fácil de preparar que supone un gran aperitivo entre horas y es excelente como ingrediente original para ensaladas y Poke Bowls. Triturado y combinado con otros ingredientes, como el aguacate, el edamame también se puede transformar en un delicioso "edamole" u otras salsas para mojar. Como es muy bajo en calorías, pero proporciona muchas proteínas, calcio y hierro, el edamame también se considera un superalimento.

Tofu

El tofu se obtiene de la leche de soja coagulándola y luego prensándola para darle forma, de manera similar al proceso utilizado para hacer queso con leche de vaca. En función de su consistencia, se distinguen varios tipos de tofu. El tofu se utiliza a menudo como sustituto de la carne en las dietas vegetarianas y veganas.

Miso

Esta espesa pasta consiste en soja fermentada y un hongo llamado koji. Al ser muy salada y especiada, contiene muchos componentes de UMAMI. El miso se utiliza sobre todo para hacer sopas o salsas.

Natto

Natto es un alimento tradicional japonés elaborado con soja cocida y fermentada. La fermentación hace que se formen hilos entre los granos que desarrollan un olor primero dulzón y más tarde, tostado. El natto se utiliza como guarnición y también como ingrediente, incluso se dice que tiene un efecto antibacteriano.

Salsa de soja

La salsa de soja está hecha de agua, soja, sal y cereales y se utiliza como aderezo en muchos platos. El proceso de fabricación a menudo es muy diferente. Por ejemplo, hay salsas de soja japonesas y chinas, y estas últimas se dividen en salsa clara y salsa oscura. Nuestra salsa de soja Kikkoman se reconoce, por ejemplo, por sus características inconfundibles: su color oscuro único, su sabor UMAMI intenso y su compleja variedad de aromas.

Harina de soja

Cuando se elabora aceite a partir de semillas de soja, la harina de soja es un subproducto importante. Al ser rica en proteínas, se utiliza a menudo para hornear pan, pasteles o panecillos. No obstante, en este caso la harina de soja es siempre un producto adicional. Se debe utilizar siempre una mezcla con un 20 o 30 por ciento de harina de soja y una cantidad correspondiente de harina convencional. De lo contrario, los productos horneados no suben correctamente.

Leche de soja

Aunque para nosotros sea una tendencia relativamente reciente, en China la leche de soja ya se bebía hace más de 2000 años. Se obtiene de la soja entera, que se remoja, se tritura y luego se cuece. Hoy en día, la leche de soja es una buena alternativa a la leche de vaca: contiene casi la misma cantidad de proteínas, pero no contiene lactosa ni colesterol. Por esto, es particularmente popular entre las personas con una alimentación vegana o que tienen que prescindir de la lactosa y las proteínas de la leche.

Yogur de soja

El yogur de soja se obtiene a partir de leche de soja y se produce por una fermentación similar a la del yogur de leche de vaca. Al igual que la leche de soja, es rico en proteínas y también proporciona muchos cultivos probióticos. Pero el yogur de soja no contiene gluten ni lactosa y encaja perfectamente en la dieta vegana como alternativa al yogur.

Soja texturizada

Otro sustituto de la carne que ofrece la soja es la soja texturizada. Estos pequeños copos están hechos de proteína de soja seca y se hinchan ya sea en agua, caldo o una marinada. Luego se tratan como si fuera carne picada. Por esta razón, se utilizan especialmente en salsas boloñesas o chilis vegetarianos.

 

La soja no solo es ideal como sustituto de la carne o como alternativa a los productos lácteos como la nata, el yogur o el queso. Los productos de soja son un ingrediente versátil para platos de todo tipo. Puede sustituir las salsas cremosas y pesadas por las salsas de soja Kikkoman, por ejemplo. Kikkoman ha reunido algunas ideas de recetas para usted. ¡Pruébelas por sí mismo!

¿Sabía que...?

La Salsa de soja naturalmente fermentada Kikkoman procede de Japón y contiene solo cuatro ingredientes: soja, trigo, sal y agua. Aquí le contamos qué hace que la salsa de soja Kikkoman se de tan alta calidad.

Recetas inspiradas en soya