BBQ – Más que una simple parrilla

Para muchos es la expresión del placer: la barbacoa (abreviada BBQ). El culto estadounidense es una alternativa a otros menús apreciada especialmente en verano. Lo que muchos no saben es que la barbacoa no es lo que entendemos por una parrilla clásica, sino un método de cocción especial que le da a los alimentos un toque muy particular. Echamos un vistazo más de cerca a esta especialidad culinaria.

Salsas Teriyaki

Ya se le llame barbacoa o parrilla, ambas se pueden refinar con las Salsas Teriyaki Kikkoman. El Teriyaki es un tipo de preparación especial en la que los ingredientes se marinan antes de pasarlos por la parrilla o se glasean un poco antes de servirlos. Las Salsas Teriyaki Kikkoman proporcionan ese típico aroma dulce y sabroso. ¡Pruebe nuestras diferentes variedades, por ejemplo, la de ajo asado!

Un evento con una larga historia

No se puede determinar con certeza el origen del término "barbacoa". Sin embargo, se piensa que probablemente se derivó de la lengua indígena sudamericana de los taínos. Este método de preparación que calienta lentamente la carne con humo ya estaba muy difundido en todo el Caribe y a lo largo de la costa continental hasta Brasil en la época de la conquista española de América.

Como una especie de reunión prehistórica, la barbacoa se desarrolló a partir de las fiestas de matanza. Como estas se celebraban al aire libre y sobre todo con mucha gente, no solo se convirtieron en el centro de las celebraciones familiares, sino también de las reuniones de barrio y de las celebraciones eclesiásticas.

Los viajeros ya visitaban los llamados restaurantes de barbacoa incluso antes de que la hamburguesa pudiera establecerse en el mercado de la comida rápida. Además del perrito caliente, la barbacoa fue la primera comida para llevar de los automovilistas. Y aunque en Estados Unidos se jactan de ser la "madre de la barbacoa", no fueron ellos quienes la inventaron.

Barbacoa vs. parrilla

"Barbacoa" se utiliza a menudo como sinónimo de "asar a la parrilla". Pero se deben diferenciar estos dos tipos de preparación de la carne. Mientras que en la parrilla la carne se asa directamente sobre las brasas, durante la barbacoa, se cocina en el humo aromático. La barbacoa no es para impacientes. Ya que se tarda más en dorar una salchicha que con la parrilla convencional, también hay que traer un poco de tiempo al plato. En cualquier caso, esta preparación más larga viene con recompensa: la diferencia se nota.

Y para los que disfrutan experimentando, también está el ahumador. En una cámara separada se quema madera. El humo caliente asciende desde esta cámara en la llamada cámara de cocción. Aquí se encuentra la carne y se concina lentamente. Finalmente, el humo se conduce al exterior a través de una chimenea. Los grandes ahumadores no tienen solo una pequeña salida de humos, sino una gran torre vertical. Se puede utilizar para mantener la carne caliente o para ahumar pescado.

¿Qué maestro de la parrilla no tiene el corazón acelerado después de esto?