Compartir en Google+:

Cocinar con menos sal

Kikkoman ha investigado durante décadas las propiedades relevantes para la salud de la salsa de soja fermentada naturalmente. Los últimos resultados demuestran que la salsa de soja naturalmente fermentada podría reducir el contenido de sal de los alimentos convencionales hasta un 50 por ciento en todo el mundo, sin modificar el sabor que les gusta a muchos consumidores.

Usted puede sacar provecho de esta propiedad, sustituyendo simplemente la sal de mesa por salsa de soja a la hora de cocinar y de comer.

Comer sano con Kikkoman

Puede reducir considerablemente el consumo de sal, sustituyendo simplemente la sal por salsa de soja naturalmente fermentada.

Las cinco categorías del gusto (salado, ácido, amargo, dulce y umami) interactúan entre sí. La salsa de soja Kikkoman contiene gran cantidad de umami natural. El umami intensifica la percepción del sabor de la sal de los alimentos. Puede renunciar a la sal al cocinar y a pesar de ello disfrutar del pleno sabor.

Campos de utilización en casa:

  • Aderezos de ensalada (hasta 50 % menos de sal2))
  • Sopas (hasta 24 % menos de sal3))
  • Platos de sartén (hasta 29 % menos de sal 2))

Campos de utilización en la industria:

  • Sopas preparadas (hasta 33 % menos de sal3))
  • Carne marinada (hasta 29 % menos de sal2))
  • Salsas (hasta 50 % menos de sal2))
  • Pan (hasta 39 % menos de sal3))
  • Jamón, salchicha (hasta 35 % menos de sal4))